Salud ambiental - DGAS - 2018

Vaya al Contenido
Servicios
ACCIONES DE SALUD AMBIENTAL

OBJETIVO

Contribuir a preservar la salud de la comunidad universitaria a través de vigilar el cumplimiento de las normas sobre: el correcto estado de los espacios físicos, manejo higiénico de los alimentos, control de la fauna nociva y control ecológico del campus universitario.

Para ello se tiene diseñados programas para:
Saneamiento Básico.
Higiene de los Alimentos.
Control de Fauna Nociva.

Saneamiento Básico

Supervisar las condiciones de la infraestructura física y potabilidad del agua, para evitar daños a la salud e integridad de las personas.
 
Se lleva a cabo a través de la supervisión de las condiciones de la infraestructura física de las instalaciones universitarias, a través de inspecciones periódicas para verificar el estado que guardan las oficinas, aulas, laboratorios, bibliotecas y demás espacios físicos de todas las edificaciones en las que existen elementos de alto impacto.
 
Además, se monitorea que el agua para consumo humano se encuentre dentro de los límites de potabilidad especificados en las Normas Oficiales Mexicanas correspondientes. Los resultados se informan al administrador y al titular, a fin de que, de ser necesario, instrumenten las acciones correctivas pertinentes.

Higiene de los alimentos

Evaluar las condiciones de almacenamiento, conservación, exposición y entrega de alimentos (tanto perecederos como no perecederos), así como la higiene del personal que labora en establecimientos autorizados para venta de alimentos por la Dirección General de Patrimonio Universitario.
 
Cuando se encuentran anomalías o el resultado de los análisis bacteriológicos reflejan alguna anormalidad, de inmediato se informa a la Dirección General de Patrimonio Universitario, a fin de que conmine a los autorizados para que a la brevedad establezcan las medidas correctivas pertinentes, le informen haberlas llevado a cabo y programar una visita de verificación.
 
Control de fauna nociva
 
Verificar la existencia de fauna nociva e instrumentar acciones de desratización, desinsectación y retiro de especies animales que representan peligro para la salud de la comunidad.
 
El Control de la fauna nociva representa un compromiso ineludible de las áreas de Administración de cada una de las dependencias y entidades universitarias, para asegurar las mejores condiciones para el desempeño de las actividades que cada una tienen encomendada.

El protocolo de atención contempla acciones de asesoría para conocer las características del área donde se va a trabajar, determinar el tipo de roedores y/o insectos a combatir, así como la magnitud y extensión de la problemática, además, se deben identificar los posibles lugares de anidación o de entrada.
 
Es importante señalar que, en apego a lo señalado en las Normas Oficiales Mexicanas correspondientes, siempre se utilizan sustancias químicas que no afectan al ser humano, ni a los ecosistemas del lugar, esto último es de primordial importancia cuando se actúa en zonas limítrofes con la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel en Ciudad Universitaria, ya que cualquier alteración de ese ecosistema puede afectar a las investigaciones en curso que se tienen montadas ese espacio.
Regreso al contenido